lunes, 25 de marzo de 2013

¿DOS FEDERACIONES? ¿LA ETERNA DICOTOMIA DEL AJEDREZ ARGENTINO?

FADA Federación Argentina de AjedrezEn la interesante obra “Ajedrez Mundial” de Ruben Fine (Editorial Sopena, diciembre de 1950) en la pagina 185 se puede leer:
“PARTE V- EL AJEDREZ EN LA AMERICA LATINA. Como todo otro lugar en el mundo, la América latina ha tenido su parte en el progreso del ajedrez mundial. En Cuba el gobierno ha fundado “La Casa de Capablanca”. En la América Central ha sido constituida una federación de cinco naciones y se planean torneos anuales entre ellas. El Brasil, estimulado por su campeón el doctor Cruz y con la presencia de Erich Eliskases, ha llevado a efecto varios torneos internacionales. Como siempre, la Argentina ha sido la mas activa. La mayoría de los maestros extranjeros que allí quedaron como residentes, a causa de la iniciación de las hostilidades en el año 1939, volvieron a sus actividades ajedrecísticas con inmenso beneficio para el adelanto del juego. Cierto aumento en las disputas profesionales difícilmente podría haber sido evitado, y dos federaciones existieron por un tiempo, con toda la secuela negativa que tal estado de cosas tiene necesariamente que originar. Pero, en realidad con las actividades de Najdorf, Stahlberg, Pilnik, Bolbochan, Rossetto y otros, Buenos Aires se ha convertido en una Meca para los maestros y en un centro ajedrecístico de renombre mundial.”
Como vemos, hacia fines de 1950 había problemas en el ajedrez argentino (“…dos federaciones…con secuela negativa…”) parecido a la actualidad (2013). Pero, hay una gran diferencia. En 1950 teníamos una inyección de maestros europeos que fue lo que nos llevó a ser sub-campeones del mundo varias veces. Eso, hoy, no ocurre y no se puede suplir con visitas esporádicas de algún campeón del mundo (Kasparov, Karpov, Shirov o Topalov). Tampoco se incentiva a nuestros jóvenes a estudiar y esforzarse, como los hacen los ajedrecistas europeos. La famosa “Escuela de Alto Rendimiento” siempre fue un verso político para favorecer algún maestro amigo. Y las insulsas becas logradas son apenas migajas descoordinadas, sin un plan integral y sustentable. Seguimos navegando sin rumbo.

Por Luis Scalise
Publicar un comentario