jueves, 11 de julio de 2013

Boris Gelfand: Con ojos brillantes (Parte 2)

LOS CONTORNOS DEL FUTURO

¿Cómo ha logrado mantener un alto nivel de motivación durante tantos años? Y esto a pesar de las fluctuaciones de buenos y malos momentos en su carrera, de la cual ya hemos hablado.

- Mmmm... No sé, es algo que está dentro de mí.
Tal vez porque mi padre, sin importar lo que hiciera, siempre lo hacía con los ojos brillantes.
Así que yo también, por ejemplo, si apoyo a un equipo de fútbol, ​​lo hago fanáticamente. Del mismo modo, si leo, leo ávidamente, o a la inversa.

¿Qué piensa usted acerca de los fenomenales resultados conseguidos por algunos representantes de la era "neo-práctica", como Carlsen y Caruana, además de Aronian? Hace unos años, comparamos el juego de Carlsen en posiciones simples al de Karpov en sus mejores años.

- En lo que se refiere a Carlsen, él tiene ciertas cualidades excepcionales, que creo que son algo natural. Por ejemplo, una sensibilidad con las piezas, además de una determinación absoluta y mucha motivación.
Me parece que ahora tenemos una generación para la cual los ratings son importantes, y no sólo en el ajedrez. Ven películas con altos ratings y leen libros siguiendo los mismos criterios.

Este deseo de sobrepasar el rating récord de Kasparov da motivación a Carlsen para jugar todas las partidas hasta el final, con el máximo esfuerzo.

¿Y tiene otras cualidades, en un sentido puramente ajedrecístico?

- Muchas otras, y sobre todo, su fortaleza para defender es increíble. Todo esto, junto con la fe enorme que tiene en sí mismo, lo hace similar a Karpov, pero elevada a un nivel mayor en la era de la computación.

Y esto a pesar del hecho de que sus aperturas no son tan buenas como las de Karpov en sus mejores años.

- Bueno, en sus mejores años, Karpov tenía todo un equipo trabajando para él.

¡Nadie está evitando que Carlsen cree su propio equipo!

- Pero no lo ha hecho, a juzgar por sus partidas. Además, no sólo era su equipo el que ayudaba a Karpov, las aperturas le eran dados por gente como Furman, Razuvaev, etcétera... personas con un conocimiento fantástico respecto a dónde explorar más, y que sea adaptable a su estilo. Cuando Karpov se convirtió en campeón del mundo, la idoneidad de su repertorio de aperturas a su estilo era simplemente perfecta. Carlsen, en comparación, apenas tiene aperturas propias.

¿Y Caruana?

- Jugué con él por última vez en Wijk aan Zee, y fue después de esto que hizo su gran salto a la cima, por lo que no es fácil para mí resumir su juego de hoy. Me parece que también tiene una concentración increíble. Él calcula variaciones todo el tiempo, como un ordenador, con una especie de procesador mejorado. No, no tengo ni idea.
Él tiene mucha confianza, esto se puede sentir.
Ver entrevista completa en Whychess.com
Publicar un comentario