miércoles, 26 de octubre de 2011

Con la Pasión hasta el Fin del Mundo


canchallena.com – DeportesRicardo Luna, de figura maciza, rostro redondo y cara de yo no fui, es sobretodo un apasionado del ajedrez; la mitad de sus 46 años se los dedicó al estudio y perfeccionamiento del milenario juego. Su infancia y juventud los pasó en Punta Alta (Bahía Blanca), su ciudad natal y desde 1986 se trasladó a Ushuaia; montó el enroque familiar, junto a Laura Munafo. En uno de los puntos más australes del país, Ricardo Luna disfrutó de las distintas transformaciones junto al tablero: fue ajedrecista, docente, coordinador, entrenador, instructor, árbitro y dirigente. Desde la capital fueguina, comparte sueños entre las largas noches y los breves días; tiene tiempo para planificar como un gran maestro. 
"El ajedrez lo descubrí en el secundario, en mis tiempos en la Escuela Nacional de Educación Técnica N°1 en Punta Alta; en el club Peón al Paso perfeccioné mis primeros rudimentos", dice con voz pausada y tono grave en la charla con Canchallena, el capitán del equipo Ushuaia Jaque Mate que participó del campeonato de 1ª división de la Liga Nacional de Ajedrez, en su paso por Buenos Aires. 
Publicar un comentario