domingo, 3 de julio de 2011

¿Descansar para qué? - Pillsbury & Blackburne vs Chigorin & Schiffers

Aquellos maestros eran de otra pasta. Amaban el ajedrez (!?) y lo jugaban siempre que podían ¡a cara de perro!.
Deberían aprender de su noble actitud aquellos jugadores del pasado Torneo de Candidatos de la F.I.D.E. que cedieron “vergonzosamente” tablas en pocas jugadas.
Fíjense bien. Tras la octava ronda, al día siguiente, el 15 de Agosto de 1895, fue día de descanso del torneo (ya antes lo había sido tras la quinta ronda - !?).
Por la mañana, von Bardeleben finalizó su partida aplazada contra Mason.
Por la tarde hubo una recepción oficial ante las autoridades británicas.
Los maestros cruzaron una larga alfombra roja rodeados de exóticas plantas naturales que le llevaron directamente a la entrada principal del museo de la localidad.
En uno de sus salones, con una elegante orquesta interpretando una sinfonía clásica, se jugó la siguiente partida de exhibición “en consulta”.
Angel Jiménez Arteaga
http://www.ajedreztenerife.com

Publicar un comentario